Descubra SWIFT

SWIFT es una cooperativa internacional propiedad de sus miembros y el proveedor más importante del mundo de servicios de mensajería financiera segura.

Mensajería y normas

Servicios de mensajería financiera

Más de 11 000 entidades financieras de más de 200 países y territorios de todo el mundo depositan su confianza en los servicios de mensajería de SWIFT. SWIFT, al proporcionar servicios de mensajería fiables, seguros y eficientes a su comunidad de usuarios, constituye la columna vertebral global de las comunicaciones financieras.

Nuestros servicios de mensajería comenzaron a funcionar en 1977 con el objetivo de sustituir a la tecnología Telex, que en aquellos momentos era ampliamente utilizada por los bancos para comunicar sus órdenes de transferencias internacionales. El servicio sigue siendo hoy tan importante como fue innovador en aquellos tiempos, y representa el canal de comunicaciones principal para las entidades financieras comprometidas en actividades de corresponsalía bancaria en todo el mundo, además de ofrecer el método más seguro, económico y fiable para la transmisión de mensajes financieros de pagos, valores, tesorería y comercio.

Desde sus comienzos, SWIFT ha desempeñado un papel principal, junto con su comunidad, en la estandarización que sostiene la mensajería financiera internacional y en su automatización. El uso de mensajes y datos de referencia estandarizados garantiza que los datos que intercambian las entidades están exentos de ambigüedades y han sido adaptados especialmente para las máquinas, facilitan la automatización, recortan gastos y mitigan los riesgos. Gracias a SWIFT, los bancos, custodios, entidades de inversión, bancos centrales, infraestructuras del mercado y clientes corporativos pueden conectarse entre sí para intercambiar los mensajes electrónicos estructurados que necesitan al ejecutar procesos comerciales comunes tales como efectuar pagos o liquidar operaciones.

SWIFT mantiene un compromiso con la confidencialidad, integridad y disponibilidad de sus servicios de mensajería. Disponemos de controles y procedimientos para lo siguiente: proteger los datos de los mensajes contra su revelación no autorizada; ayudar a garantizar la exactitud, integridad y validez de los mensajes y su entrega; y garantizar que se cumplan los requisitos de disponibilidad del servicio.

SWIFTNet

Nuestra plataforma de mensajería, llamada SWIFTNet, genera eficiencias sustanciales para nuestros usuarios al facilitar la comunicación entre ellos, de una forma segura y perfecta, a través de una única utilidad compartida.  Las necesidades de las organizaciones de servicios financieros son cada vez más complejas y diversas, ya sea en la comunicación con las infraestructuras del mercado o con los corresponsales o los clientes comerciales. SWIFTNet ofrece cuatro servicios de mensajería complementarios, todos los cuales facilitan un tratamiento directo automatizado sin errores: FIN, InterAct, FileAct y WebAccess. Cada servicio aporta ventajas diferentes que satisfacen las necesidades concretas de mensajería de usuarios diferentes.

FIN

FIN es nuestro servicio de mensajería más antiguo. Facilita el intercambio de mensajes formateados con los estándares tradicionales MT de SWIFT. Estos estándares abarcan una amplia variedad de sectores comerciales, y son utilizadas y aceptadas ampliamente por toda la comunidad financiera. FIN facilita el intercambio de mensajes de manera individual, y es compatible con el intercambio de mensajes que utilizan formatos privados entre las infraestructuras de mercado y sus clientes. También funciona en modo store-and-forward (almacenamiento y reenvío) y ofrece amplias funcionalidades con valor añadido, como copia de mensajes, emisiones a grupos de otros usuarios y recuperación en línea de mensajes previamente intercambiados.

InterAct

Al igual que FIN, InterAct facilita el intercambio de mensajes individuales, y es compatible con el intercambio de mensajes que utilizan formatos privados entre las infraestructuras de mercado y sus clientes. Además, InterAct ofrece una mayor flexibilidad, por ejemplo, mensajería directa automatizada, mensajería en tiempo real y opciones de preguntas y respuestas en tiempo real. El servicio InterAct facilita el intercambio de tipos de mensajes MX, que se expresan con la flexible sintaxis XML y se desarrollan de acuerdo con la metodología de las normas ISO 20022, muchos de los cuales ya se han publicado como definiciones de acuerdo con las normas ISO 20022.

FileAct

FileAct facilita la transferencia de archivos. Normalmente es más eficaz cuando se utiliza para transferir grandes lotes de mensajes, como archivos de pagos globales, informes muy extensos o datos operativos.

WebAccess

Con WebAccess, los usuarios de SWIFTNet pueden navegar con total seguridad por las páginas web financieras disponibles en SWIFTNet, utilizando tecnologías y protocolos estándar de Internet.

Conexión a nuestros servicios de mensajería

Para poder utilizar los servicios de mensajería de SWIFT, nuestros clientes tienen que conectarse al entorno SWIFT. Existen varios medios para conectarse al entorno SWIFT: directamente, mediante líneas alquiladas permanentes, a través de Internet o a través del servicio en la nube de SWIFT (Lite2); o bien, de forma indirecta, a través de los socios que elijan.

Los mensajes que transmiten nuestros clientes se autentican con nuestra tecnología especializada de seguridad e identificación (también pueden enviarse archivos a través de nuestro servicio de mensajería FileAct; las descripciones de conexión se aplican tanto a los archivos como a los mensajes). Los mensajes se cifran cuando salen del entorno del cliente (o los entornos de los socios de los clientes) y llegan al entorno SWIFT. Los mensajes permanecen en el entorno protegido de SWIFT, donde están sujetos a todos los requisitos de confidencialidad e integridad de SWIFT, durante todo el proceso de transmisión -mientras se transmiten a nuestros centros operativos (OPC), donde se procesan- hasta que se entregan al receptor con total seguridad.

Además de las distintas opciones de conectividad y nuestra gama productos de pasarela, SWIFT también proporciona diversas interfaces que aportan enlaces perfectamente integrados entre los sistemas internos del usuario y el entorno SWIFT. Todas nuestras diversas interfaces gestionan los protocolos SWIFT necesarios para el acceso a nuestro entorno, mientras que las distintas opciones están diseñadas a la medida para trabajar con diferentes servicios y funcionalidades, que dependen de las necesidades del cliente.

Todos los servicios de mensajería de SWIFT pueden combinarse con una diversidad de funciones estándar y optativas. Con estas herramientas adicionales, los usuarios pueden mejorar la eficiencia de sus operaciones y adaptar el paquete de SWIFTNet a la medida de sus necesidades de mensajería.

Tráfico y precios

La comunidad de SWIFT crece constantemente, y registramos nuevos máximos de mensajería varias veces al año. El crecimiento del volumen de mensajes y de usuarios genera economías de escala, que devolvemos a la comunidad en forma de rebajas del precio de los mensajes.

Cuanto más grande es la cantidad de usuarios de SWIFT y más aumenta el tráfico de mensajería, mayores son los beneficios para la comunidad, ya que el crecimiento del tráfico contribuye a rebajar de una forma sustancial el precio que pagan los usuarios. Ofrecemos varias opciones de precios diferentes que se adaptan a los distintos perfiles de usuarios, incluida una tarifa fija para los usuarios de gran tamaño.

Normas

Facilitamos comunicaciones eficientes al mundo financiero

SWIFT se fundó en 1973, sobre la base de un proyecto ambicioso e innovador de crear servicios de mensajería financiera compartidos en todo el mundo, además de un lenguaje común para la mensajería financiera internacional. Para hacer realidad este proyecto de futuro, SWIFT desempeña desde hace tiempo una función muy importante en la estandarización, sobre todo mediante la creación y el mantenimiento de normas internacionales de datos de referencia y mensajería financiera.

Las normas son esenciales para que sea posible entender los datos procedentes de distintos sistemas y lenguajes y para permitir la transmisión, la recepción y el tratamiento de las comunicaciones intercambiadas entre los usuarios de una forma automática y sin contratiempos. El uso de mensajes estandarizados y datos de referencia garantiza que los datos que intercambian las entidades están exentos de ambigüedades y han sido adaptados especialmente para las máquinas; a su vez, esto facilita una automatización eficiente, lo cual recorta gastos y mitiga riesgos.

En la actualidad, los actores del mundo financiero intercambian cotidianamente mensajes electrónicos estructurados para ejecutar procesos comerciales comunes tales como efectuar pagos o confirmar operaciones. En su papel continuo como responsable de la normalización de la mensajería financiera, el grupo SWIFT Standards colabora con la comunidad financiera en la definición de las normas que regulan dichos mensajes. Estas normas especifican los elementos de datos que pueden incluirse en los mensajes, documentan el significado y formato de los elementos de datos y especifican qué elementos de datos son obligatorios, cuáles de ellos son optativos y cuáles solamente se requieren en contextos comerciales específicos. Las normas de mensajería también describen las acciones que deben realizar los destinatarios de los mensajes y, puesto que algunos mensajes comerciales precisan del intercambio de varios mensajes, también especifican el orden en que se deben enviar y recibir dichos mensajes.

SWIFT Standards cumple con la función de autoridad de registro (RA) de varias normas que definen los códigos universales de los elementos de datos comunes, que denominamos datos de referencia. Las RA son nombradas por la Organización Internacional de Normalización (ISO), y reciben el encargo de garantizar la integridad de los datos de referencia definidos por las normas ISO y de publicar dichos datos en un formato accesible para beneficio de la comunidad de usuarios. Son ejemplos de dichas normas el código identificador de entidad mercantil ISO 9362 (el BIC, al que normalmente se denomina “código SWIFT”), que identifica las partes de una operación, y el código identificador de mercado ISO 10383 (MIC), utilizado para identificar intercambios, plataformas de comercio, mercados regulados o no regulados y sistemas de distribución de información comercial. SWIFT Standards también contribuye a formalizar e implementar otras normas de datos de referencia, en especial el identificador de persona jurídica ISO 17442 (LEI), que tiene un uso cada vez más extendido en la notificación de información de regulación. Las normas de la mensajería financiera especifican dichos códigos siempre que es posible para disminuir al mínimo la ambigüedad de los datos. 

SWIFT Standards y la comunidad

SWIFT Standards colabora con la comunidad de usuarios en la especificación y publicación de prácticas de mercado, es decir, las reglas y los consejos de buenas prácticas para la utilización de las normas con objeto de cumplir objetivos comerciales concretos o cumplir con la regulación.

El grupo SWIFT Standards mantiene varias importantes normas de mensajería. Por ejemplo, la norma SWIFT MT se utiliza en los negocios de pagos internacionales, cash management, financiación del comercio y tesorería. En su colaboración con la comunidad de SWIFT, SWIFT Standards se responsabiliza del proceso de mantenimiento anual de MT, que garantiza que la norma evoluciona a la vez que las necesidades del mercado.

SWIFT Standards, cuyos servicios ha contratado ISO, también mantiene dos normas de mensajería abiertas: ISO 15022, que se utiliza para la liquidación de valores y la gestión de activos, e ISO 20022, que está ideada para todos los procesos del sector financiero.

La norma ISO 20022 cumple una función doble: ofrece una metodología para crear normas de mensajería financiera, y además es un corpus de contenido relacionado, que incluye definiciones de términos comunes en el sector y definiciones de los mensajes que abordan una gama en expansión de áreas comerciales, como pagos, cash management, tesorería, tarjetas y valores.